• Otra Educación es PosibleModelo de Educación Finlandés
  • Hazte SocioSe parte de ASOACAD
  • Galería FotográficaRevisa nuestras fotos
  • Acciones ASOACADProceso de Reestructuración
  • Redes SocialesMantengámonos Conectados
  • Foro de ASOACADOpina libremente sobre temas de nuestro interés
Otra Educación es posible1 Hazte Socio2 Galería Fotográfica3 Acciones ASOACAD4 Redes Sociales5 Foro de ASOACAD6
jQuery Auto Image Slider by WOWSlider.com v3.4

viernes, 21 de junio de 2013

Contraloría: Universidades privadas del Cruch son las que recibieron más financiamiento estatal

Publicado en: www.latercera.cl 
19 de junio de 2013

según informe de Contraloría, que detalla destino de fondos públicos en 2012. Se trata de nueve planteles tradicionales, que recibieron el 27% de recursos públicos.


Las nueve universidades privadas tradicionales, como las Católicas, Austral, Concepción y Santa María, son las que reciben, en promedio, más financiamiento de parte del Estado, según un informe del área de empresas públicas y universidades de la Contraloría General de la República, al cual tuvo acceso La Tercera.
Estos planteles recibieron en 2012 más de $ 293 mil millones en montos fiscales destinados a los estudiantes (becas y créditos) e instituciones (Aporte Fiscal Directo e Indirecto, fondos Conicyt, de desarrollo, etc.). Las nueve recibieron el 27% del total de fondos que el Estado entregó a educación superior en 2012 y que ascendió a más de dos mil millones de dólares (ver infografía).

El documento de la Contraloría sostiene que las universidades privadas del Consejo de Rectores “son las mayores receptoras del financiamiento fiscal a estudiantes, con $ 18 mil millones promedio cada plantel, muy superior a los $ 12 mil millones promedio que recibe cada universidad estatal”.
Lo mismo sucede con el financiamiento a instituciones. Cada privada tradicional recibió, en promedio, $ 13 mil millones, y las estatales, $ 11 mil millones cada una.

Una situación que la Ocde y el Banco Mundial constataron en su informe de 2009 sobre el país. “Chile es el único país en el mundo con universidades privadas que reciben más recursos que muchos planteles públicos”, concluyeron.

“El dilema es qué se quiere financiar: universidades estatales o a las que provean bienes públicos. Chile optó por lo último”, dice Bernasconi. Para el académico de la UDP José Joaquín Brunner, en todo caso, eso no es ningún problema: “Eso debiera ser considerado positivo, a condición de que se dé un mejor trato a las universidades estatales a cambio de un desempeño más productivo para la sociedad”.
En 2012 se entregaron más de dos mil millones de dólares a la educación superior, según la Contraloría. ¿Qué se financió? El 70% fue a estudiantes, a través de becas y créditos; y el 30%, a instituciones, a través de Aporte Fiscal Directo e Indirecto (AFD y AFI), fondos Conicyt y de desempeño, entre otros.
“En Chile, el sistema de financiamiento es a la demanda. Es decir, la plata sigue a los alumnos y no refleja una intención de parte del Estado de privilegiar a algunas instituciones, salvo a las universidades por sobre los centros técnicos”, dice Andrés Bernasconi, académico del Ceppe UC.

En 2006, la proporción era a la inversa: el 56% fue transferido a las instituciones y el 44% a los alumnos, según cifras del Banco Mundial. “El Estado ha aumentado su contribución, pero fundamentalmente a través de ayuda a los estudiantes”, dice Bernasconi, quien agrega que “la educación es cara porque el arancel paga el gasto de la institución”.

Según un análisis por ítem de gasto, las becas se llevaron el grueso: el 36% del total de dineros. En segundo lugar estuvieron los créditos, con 34%. En 2011, esta proporción era inversa, siendo los préstamos los que se llevaban el grueso (38%). De hecho, los fondos para becas fueron los que más crecieron, con un alza de 39% real.

Según los estados financieros entregados por los planteles al Mineduc, cerca del 80% del financiamiento del Estado a las universidades se destina al Cruch y su matrícula alcanza el 45% de estudiantes universitarios. “Las universidades privadas reciben el 20% de los aportes y concentran al 55% de la matrícula”, dice el subsecretario de Educación, Fernando Rojas.
El subsecretario considera que es “necesario avanzar hacia un nuevo sistema de clasificación de universidades, que asigne recursos de acuerdo a criterios de excelencia y generación de bienes públicos”.

LOS TOP TEN
El informe de la Contraloría, además, da cuenta de que 10 universidades recibieron el 45% (más de $ 481 mil millones) del total del financiamiento estatal a educación superior. Se trata de tres planteles estatales (U. de Chile, de Santiago y de Valparaíso), cinco privados tradicionales (U. de Concepción, UC, UCV, Santa María y Austral) y dos privados (Andrés Bello y San Sebastián).

En Chile hay 175 planteles de estudios superiores, entre centros técnicos, institutos y universidades. Las 10 instituciones que captan el mayor financiamiento atienden al 21% del total de alumnos del país.
La lista de los top ten es encabezada por la U. de Chile, con más de $ 114 mil millones. El 66% corresponde a dineros entregados a las instituciones y el 34% a becas y créditos. El plantel tiene una matrícula de 36 mil alumnos y también encabeza la lista de financiamiento por estudiante: más de $ 3 millones per cápita, según el documento.

Le sigue la U. de Concepción, con una matrícula de más de 25 mil alumnos y casi la mitad de financiamiento que su antecesora: $ 64 mil millones. Más del 60% son por ayudas estudiantiles.
La U. Católica, en tanto, es la tercera en la lista, con una suma superior a los $ 60 mil millones en total y $ 2 millones por estudiante.


Respecto de los planteles privados, la U. Andrés Bello recibe más de $ 32 mil millones, de los cuales el 70% proviene del Crédito con Aval del Estado.