• Otra Educación es PosibleModelo de Educación Finlandés
  • Hazte SocioSe parte de ASOACAD
  • Galería FotográficaRevisa nuestras fotos
  • Acciones ASOACADProceso de Reestructuración
  • Redes SocialesMantengámonos Conectados
  • Foro de ASOACADOpina libremente sobre temas de nuestro interés
Otra Educación es posible1 Hazte Socio2 Galería Fotográfica3 Acciones ASOACAD4 Redes Sociales5 Foro de ASOACAD6
jQuery Auto Image Slider by WOWSlider.com v3.4

lunes, 1 de julio de 2013

Rectores debaten ampliar criterios y beneficiarios del AFI

En un ambiente marcado por las tomas de colegios y universidades, y también por los desalojos de planteles, el Consejo de Rectores (Cruch) se reunió en Talca para avanzar en los cambios propuestos en educación superior. En el encuentro, los directivos discutieron las modificaciones al Aporte Fiscal Indirecto (AFI), el cual entrega anualmente cerca de $ 23 mil millones a todos los planteles que logren captar a los mejores puntajes de la Prueba de Selección Universitaria (PSU).

El rector de la U. de Talca, Alvaro Rojas, señaló que la iniciativa que se presentó para modificar este aporte “trata de combinar la PSU con los nuevos elementos que están en la selección de estudiantes, como el ranking (lugar que ocupa un estudiante entre sus pares) y las notas (de enseñanza media)”.

Esto también obedece a que, según Sánchez, “el mejor alumno no es el estudiante que tiene un buen puntaje PSU, sino cómo (se manifiesta) su rendimiento escolar a través de sus notas y ranking”.

Fuentes cercanas a los directivos señalaron que la propuesta que tendría más acogida es la que plantea que para definir a un buen alumno -merecedor del AFI-, su Prueba de Selección debiera pesar un 60%, mientras que las notas, un 20%, y el puntaje del ranking, otro 20%. De esta manera, también se daría mérito a la trayectoria académica.

Otro punto que se abordó en la reunión es el número de alumnos que dan origen a este aporte. Actualmente, son cerca de 27.500 los estudiantes que dan derecho a este fondo estatal, cifra que se fijó “cuando había una matrícula de educación superior que era menos de un tercio de la que hay ahora”, afirma el rector de la U. Católica y presidente del G9, Ignacio Sánchez.

Debido a esto, otra de las propuestas que están debatiendo las autoridades académicas, y que se debería zanjar en la próxima sesión de julio, es el aumento del número de beneficiados.

“Hoy día, naturalmente, hay muchos más estudiantes que postulan a las universidades, por lo que parece conveniente que el Ministerio de Educación evalúe la posibilidad de aumentar ese número a 35 mil o a 37.500”, señaló Rojas.

Añadió que se espera que los primeros impactos de estas medidas se den el próximo año. Si es que se aumenta el número de estudiantes que dan derecho a AFI, este tendría un costo cercano a los $ 8 mil millones, según estimaciones de los rectores.


Junto con las modificaciones al AFI, las autoridades académicas también discutieron la creación de otro fondo estatal, el cual tendría su foco en la equidad. “Queda bien claro que las regiones y los estudiantes de colegios municipales y subvencionados que acceden a instituciones de calidad necesitan que esos lugares tengan recursos para poder acogerlos y nivelarlos”, señaló Sánchez. Añadió que este fondo también ayudaría a frenar la deserción y sostuvo que espera tenga una buena acogida del ministerio, “porque forma parte de la nivelación de cancha”.