• Otra Educación es PosibleModelo de Educación Finlandés
  • Hazte SocioSe parte de ASOACAD
  • Galería FotográficaRevisa nuestras fotos
  • Acciones ASOACADProceso de Reestructuración
  • Redes SocialesMantengámonos Conectados
  • Foro de ASOACADOpina libremente sobre temas de nuestro interés
Otra Educación es posible1 Hazte Socio2 Galería Fotográfica3 Acciones ASOACAD4 Redes Sociales5 Foro de ASOACAD6
jQuery Auto Image Slider by WOWSlider.com v3.4

lunes, 16 de septiembre de 2013

Instituto Nacional prepara cambios propuestos desde Claustro Estudiantil

El Instituto Nacional José Miguel Carrera concluyó el claustro educativo iniciado hace algunos meses con la intención de reformular el espíritu de la institución a través de cambios en su estructura administrativa, su proyecto educativo e incluso, simbólicamente, su nombre.


Son varios los cambios que en el Instituto Nacional deben confirmar los consejos consultivos. Lo que sí, luego del claustro educativo en el histórico establecimiento, se puede hablar de notorias modificaciones.

Por Diario Uchile: Héctor Areyuna
En primer lugar el cambio de nombre: dejar de lado la mención a su fundador José Miguel Carrera, para llamarse sólo Instituto Nacional de Chile. Junto con esto, redefinir el perfil del alumno, reformular el plan de estudios, las jornadas laborales de los profesores, además de la modificación de la malla curricular y la reincorporación de la Educación Cívica al programa.

El proceso ha llegado a acuerdo y varios sectores de la comunidad se han mostrado satisfechos, incluso los estudiantes, que provocaron la instalación del claustro luego de un proceso de movilización.


El rector subrogante Fernando Pérez, explicó que la más alta instancia resolutiva del Instituto debe hacer ahora, que las decisiones asumidas, sean declaradas vinculantes.

“Lo que queda pendiente es que el conjunto de resoluciones que asumió el claustro, pasen por el consejo escolar, y de acuerdo al análisis, se hagan vinculantes, que sean obligatorios a partir de la aprobación por parte del Consejo Escolar del Instituto, que es la máxima estructura organizativa del colegio”, dijo.

Pérez, asumió la subrrogancia luego de la salida de Jorge Toro, quien renunció en medio de las movilizaciones del estudiantado, quien agregó, frente a la conclusión del proceso, que el claustro demuestra que la organización y el debate son la mejor manera para dar con puntos de encuentro.

El académico sostuvo que “las cosas resultan, soy un convencido que hay que hablar hasta entenderse. Este claustro ha demostrado que cuando hay voluntad, disposición a que una organización se levante y crezca, y conversemos. Si hay divergencias no importa, pero hay que buscar los puntos de encuentro, lo que permitirá que el horizonte tenga un futuro más promisorio, que veamos luz al final del túnel”.

Valoran también el proceso desde la Municipalidad de Santiago. El director de educación del municipio, Gastón Llona, declaró que los lineamientos valóricos que se están planteando en el Instituto Nacional, cruzan los procesos similares que se están haciendo en otros establecimientos de la comuna.

“El factor que atraviesa todos los claustros es una readecuación de la educación pública, destinada a elevar la calidad, que apunta a la formación de ciudadanos comprometidos con el país, no personas cuyo único objetivo es entrar a estudiar a la universidad”, señaló el directivo.

Se ha calificado como un acto simbólico de este proceso el cambio de nombre del histórico liceo. Según los voceros del Centro de Alumnos, refleja “la misión” del Instituto de reformular el modelo de educación de todo el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario