• Otra Educación es PosibleModelo de Educación Finlandés
  • Hazte SocioSe parte de ASOACAD
  • Galería FotográficaRevisa nuestras fotos
  • Acciones ASOACADProceso de Reestructuración
  • Redes SocialesMantengámonos Conectados
  • Foro de ASOACADOpina libremente sobre temas de nuestro interés
Otra Educación es posible1 Hazte Socio2 Galería Fotográfica3 Acciones ASOACAD4 Redes Sociales5 Foro de ASOACAD6
jQuery Auto Image Slider by WOWSlider.com v3.4

jueves, 24 de octubre de 2013

Figueroa: “queremos negociación antes del 17 de noviembre”

La Presidenta de la CUT dio el único discurso del paro nacional del Sector Público, donde llamó al Gobierno a abrirse realmente al diálogo y a los trabajadores a estar en estado de alerta permanente.


CUT Chile
Estimados, trabajadores y trabajadoras del sector público y privado que hoy acompañan esta gran movilización por la demanda de mejores y mayores condiciones laborales para los trabajadores.

Lo dijimos el domingo, la negociación del sector público, no solo nos impacta a nosotros, a los que provenimos del sector, sino que también establece un piso de negociación para los trabajadores del sector privado, por eso tenemos la tremenda responsabilidad de marcar los destinos de lo que pueden ser los procesos de negociación de nuestros hermanos del sector privado a partir de esta negociación.

Por eso hemos dicho con fuerza: aquí no se trata solo de un debate de reajuste, ni solo para el sector público, esta negociación es probablemente la negociación más importante del país, la única negociación sectorial y que no la hacemos de derecho, porque la legislación no la reconoce, sino que la hacemos de hecho por la fuerza de los trabajadores y eso es lo que aquí se está demostrando.


El movimiento sindical se construye con aliados, pero su fuerza depende única y exclusivamente de nuestra convicción.

Estado de la negociación

¿Qué lo que se ha logrado, qué nos ha dicho el Gobierno? No hemos logrado avanzar, no por falta de voluntad de los presidentes de la mesa, todo lo contrario hemos tenido la mayor disposición, pero ¿cómo responde el Gobierno?, dilatando, extendiendo los plazos, dándole prioridad a otros procesos y no entendiendo que hoy el debate de fondo en Chile, para superar la desigualdad, no pasa solo por más bonos y subsidios, pasa principalmente por mayor estabilidad laboral y mejores sueldos.

¡No queremos regalos, queremos mejores condiciones laborales!

Ayer nos reunimos con la autoridad y qué es lo que se nos expresó en esa mesa, principalmente consultas y dudas. Saludamos que por primera vez no hayan llegado con una maqueta a contarnos de las maravillas del país, que es lo que venden afuera, pero cuando se trata de la negociación, siempre los números son rojos. Esta vez no lo hicieron, pero llegaron solo a consultar, que porque queríamos una cosa, porque aumentábamos en otra, porque los trabajadores demandaban más zonas extremas.

Lo que nosotros les respondemos es: para avanzar en negociación no solo basta con decir públicamente que hay voluntad, hay que expresar esa voluntad de manera concreta y no es posible que ya a casi un mes de haber entregado el petitorio hoy sigamos enfrentados a consultas, cuando ellos saben perfectamente qué es lo que estamos pidiendo y cuál es nuestro horizonte.

Pero además le hemos dicho con claridad que nosotros no solamente presentamos un petitorio, hay 5 ejes, muy claros y definidos, pero además hay un cronograma.

Se lo vamos a repetir constantemente a este Gobierno: no vamos a negociar después de las elecciones, queremos negociación antes del 17 de noviembre.

Se nos ha dicho también que es excesiva nuestra demanda, nos ha dicho el Ministro de Hacienda que cómo es posible que los trabajadores del sector público demanden un reajuste de 8,8 general y un diferencial de 1,2% más para las rentas más bajas, que eso es una insolencia respecto de los otros trabajadores del país.

Yo les quiero decir que el Gobierno no ha tenido ningún problema ni un asomo de duda cuando ha tenido que entregarle un 10% de reajuste a la plana directiva de Integra, sin querer entregarle reajuste a sus trabajadores; no ha tenido ningún problema cuando se trata de aquellos cargos de altos mandos reciban bonificaciones.

Pero aquellos que estamos en la sala de clase, aquellos que estamos atendiendo a los niños en jardín, aquellos que están atendiendo a los pacientes en el sistema de salud, aquellos funcionarios de los municipios, de las universidades, todos nosotros que estamos dando la cara por el Estado, de ellos es precisamente de quienes este Gobierno se olvidó, de nosotros se ha olvidado esta autoridad, indolente e intransigente.

Nos dicen que es mucho un 8,8 de reajuste y yo les digo aquí: es indigno que trabajadores que llevan más de 15 o 20 años tengan que estar a honorarios o a contrata y recibiendo sueldos menores a $300.000

Los trabajadores del sector público le damos vida a este país, le damos la posibilidad de avance real a ese Estado que ha desprotegido a la ciudadanía, pero no solo queremos más Estado para tener educación y salud gratuita, tener mejores derechos- por cierto que lucharemos en las calles por que esas demandas avancen- pero también requerimos que no se le olvide ni a este Gobierno que está terminando ni a los próximos que vendrán, que el Estado también es empleador y tiene que ser un ejemplo.

No puede el Estado mantener a más del 60% de los trabajadores en condiciones de inestabilidad a contrata o a honorarios; no puede tener a los trabajadores muchos de ellos con rentas inferiores a $300.000; no puede permitirse este Estado que cada Gobierno de turno haga lo que quiera con los funcionarios porque tienen que resolver componendas políticas. Esas prácticas son las que tienen que terminar y esa demanda, es la que el sector público está poniendo sobre la mesa.

No es solo reajuste, no es solo demanda económica, es estabilidad laboral, es finalmente, dignidad, un nuevo trato para los trabajadores del sector público.

Es por eso que junto con la demanda del petitorio, le hemos dicho a la autoridad que si queremos avanzar, partamos por lo primero, por todos aquellos planes de retiro que ya fueron pactados y firmados, pero que aún no llegan al Congreso, entreguemos voluntades reales, si queremos negociar, hagámoslo bien y demos la primera señal: planes de incentivo al retiro que aún faltan, que se vayan ya al Congreso para ser resueltos.

Estado de alerta permanente

Los presidentes de la mesa han asumido con toda la responsabilidad este proceso. Sabemos que no es fácil, que con una autoridad que se siente derrotada es difícil negociar, pero con todo logramos sacar una fecha y ellos mismos tuvieron que reconocer, que es posible negociar de aquí al 15 de noviembre.

Por lo tanto, necesitamos más presión, estar en las calles, estar en estado de alerta permanente y si es necesario nosotros nos ponemos a disposición a negociar hasta los días domingo, si es que efectivamente este Gobierno quiere avanzar.

Hoy le devolvemos la pelota al Gobierno: si quieren negociación, esta mesa desde hoy mismo se pone a disposición, todos los días de la semana si es necesario, para poder avanzar de aquí al 15 con un acuerdo donde se favorezcan nuestras posiciones, porque no vamos a ir a sentarnos por cualquier cosa.

El día lunes, que se realizará la próxima reunión con el Gobierno, créanme que con esta demostración en las calles, que no solo se expresa en la Región Metropolitana, sino que ha tenido un carácter nacional impresionante, vamos a ir a decirle a este Gobierno que no puede decirnos a nosotros que esta es una negociación política en el marco de las elecciones.

No señor, aquí estamos defendiendo demandas de clase, de dignidad laboral, y ante eso no vamos a bajar los brazos, le guste a quien le guste, el sector público va a estar agitado.

Por eso yo quiero transmitirles un llamado con mucha convicción: hoy los necesitamos más que nunca, este proceso de negociación está cruzado evidentemente por la fuerza que seamos capaces de demostrar, por lo tanto, la invitación es a hacerse parte, a sentirse convocado, a estar en estado de alerta permanente, porque hoy cada uno de ustedes es fundamental para que este proceso avance.

Saludo la amplia participación, saludo incluso ver banderas de nuestras centrales hermanas como la CAT, porque la lucha de los trabajadores es una sola y con unidad evidentemente que podemos avanzar más y mejor por los trabajadores.

Ganamos el derecho a demandar mejores condiciones laborales

Pese a todo, tenemos que ser francos, cuando en marzo nadie creía que el tema laboral se iba a instalar en este país, hoy ha sido materia obligada de debate por parte de los candidatos.

Cuando en marzo todos decían que solo se iba a hablar de las grandes reformas estructurales en materia política y en algunas áreas sociales, hemos logrado clavar la bandera de las demandas del mundo del trabajo y con eso hemos triunfado desde ya.

Estamos avanzando, no nos sintamos derrotados, todos los procesos de dilación que hace este Gobierno los hace porque sabe que la fuerza organizada de los trabajadores se está tomando las calles de este país, porque sabe que la fuerza organizada del movimiento sindical está saliendo adelante y las reformas laborales se tendrán que imponer en esta patria en los próximos años. Estamos avanzando y construyendo, no podemos sentirnos derrotados.

Lo dijimos el 1º de mayo: el tiempo de los trabajadores ha llegado y no vamos a bajar los brazos hasta que efectivamente el derecho a negociación colectiva del sector público, el derecho a huelga de todos los trabajadores, más respeto a la dignidad del trabajo, se hagan carne en nuestro país.

Esas demandas hoy están avanzando y cuando lo logremos, cuando podamos dar ese gran salto, en ese momento vamos a iniciar nuestra segunda etapa, la etapa de construir esas reformas, porque no basta con que se instale la necesidad, eso se tiene que construir de la mano de los trabajadores, porque no solo estamos para movilizarnos, tenemos propuestas y demandas, que iremos a poner en todos los espacios donde sea necesario.

Nos ganamos el derecho a demandar mejores condiciones laborales y esa sensación de triunfo y avance es con la que tenemos que seguir construyendo.

No hay que bajar los brazos, hay que seguir en estado de alerta permanente, tenemos la obligación no solo por nosotros, sino que por Chile entero, de demostrar lo que es capaz de hacer el sindicalismo organizado: devolverle el valor al trabajo en este país y legitimar la labor sindical como un gran instrumento para la democracia en esta patria.

Los trabajadores avanzamos, nuestro tiempo ha llegado, sintámonos dichosos del gran regalo que estamos entregando a Chile de levantar el sindicalismo para construir mejor patria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario