• Otra Educación es PosibleModelo de Educación Finlandés
  • Hazte SocioSe parte de ASOACAD
  • Galería FotográficaRevisa nuestras fotos
  • Acciones ASOACADProceso de Reestructuración
  • Redes SocialesMantengámonos Conectados
  • Foro de ASOACADOpina libremente sobre temas de nuestro interés
Otra Educación es posible1 Hazte Socio2 Galería Fotográfica3 Acciones ASOACAD4 Redes Sociales5 Foro de ASOACAD6
jQuery Auto Image Slider by WOWSlider.com v3.4

jueves, 3 de octubre de 2013

“Ultrón” de los movimientos estudiantiles de 2011, que criticó a Bachelet por manejo de Revolución Pingüina, se suma a comando de ex Presidenta

El ex presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción, calificado como uno de los líderes de la “ultra” del movimiento estudiantil de 2011, se unió al comando de la candidata de la Nueva Mayoría durante la semana de fiestas patrias. Crítico de la izquierda partidista y del manejo de figuras del PC durante el año más fuerte de movilizaciones, también tuvo duras palabras para el manejo de la ex Presidenta durante la crisis de 2006. Su llegada causó sorpresa al interior del comando ya que hace un par de años, Petersen estaba en el ala opuesta de quien hoy lidera el equipo juvenil de Bachelet, Camilo Ballesteros.

The Clinic
El 17 de septiembre pasado, cuando la mayor parte de Chile comenzaba a preparar los festejos dieciocheros, un nuevo ex dirigente estudiantil se unió al comando de Michelle Bachelet. No era un militante comunista o de los partidos de la Nueva Mayoría.

Se trata del ex presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción, hace unas semanas titulado de Sociología de esta casa de estudios, y quien fue sindicado como líder de la “ultra” de la Confech, Guillermo Petersen.

La sorpresa para algunos de los integrantes del equipo fue notoria. Hace dos años, Petersen y otros presidentes de universidades regionales eran parte del sector más radical del movimiento estudiantil que remeció el escenario político y social chileno. Justo en la vereda contraria del hoy encargado del equipo juvenil de la ex Mandataria, Camilo Ballesteros.


Más aún, en la época Petersen declaraba, rechazando el diálogo en el Congreso y en alusión a cómo manejó Bachelet la revolución de los pingüinos que “somos estudiantes que igual estuvimos en el 2006 y no vamos a cometer los mismos errores que en 2006; son mesas de diálogo que al fin y al cabo no llevan a nada, no se toma ninguna resolución vinculante que tenga que ver con las demandas que nosotros hemos planteado”.

Con todo, en las fiestas patrias en la fonda organizada ese día en el comando de la candidata presidencial, el ex dirigente se unió al equipo que integran militantes de las juventudes de los partidos de la Concertación más el PC, la Izquierda Ciudadana y el MAS, y donde destaca -además de Ballesteros- Bárbara Vallejos, de la IC.

Desde entonces, el ex dirigente estudiantil ha estado a cargo y apoyado diversas actividades del equipo y ha realizado “Metro a Metro”, una especie de puerta a puerta que realizan los más jóvenes del comando en las estaciones del tren urbano.

El pasado en el “Sinfech”

En 2011, el escenario político de Petersen era completamente distinto. Con un discurso extrapartidista y con figuras políticas como Miguel Enríquez y Salvador Allende, el estudiante de sociología llegó a la presidencia de la Federación que antes lideraba Karol Cariola, actual secretaria general de la Jota y candidata a diputada por Recoleta e Independencia.

El “Peter” era entonces miembro del “Sinfech”, el grupo de líderes más ultrones al interior de la Confederación de Estudiantes de Chile. Sus compañeros lo recuerdan como uno de los más activos, que constantemente participaba de los debates internos y que siempre mantuvo un discurso crítico a los partidos y el PC.

De hecho, uno de sus compañeros en ese año lo destaca como el encargado de establecer nexos con la Jota y tender puentes con el sector más moderado de la confluencia de estudiantes universitarios, que ese año jugaron un rol preponderante y llegaron a reunirse con el Presidente en La Moneda en busca de sus demandas.

“Tenía el rol de generar ese puente porque tenía más vínculos personales con la Jota, pero por ningún motivo mucha sintonía política. Y si bien la prensa lo catalogó como operador de la ‘ultra’, lo cierto es que esa era una bolsa de gatos y nunca estuvo muy claro quién la lideró”, dice uno de los Confech de la época.

En ese entonces fue cuando mantuvo varias rencillas políticas con figuras como Camila Vallejo; el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, y más específicamente con Camilo Ballesteros, aunque este último no integraba la mesa ejecutiva del Confech.

A las críticas que se hicieron regularmente por su manejo en el tema durante ese año, el 23 de noviembre de 2011, en un encuentro de los universitarios realizado en Chillán, consta que algunas personas intentaron agredir al ex presidente de la Feusach por declaraciones “despectivas, irrespetuosas y divisorias que hizo hacia el compañero Petersen”.

Una semana después, con el presupuesto para 2012 ya acordado, Petersen y otros dirigentes de la ultra realizaron una conferencia de prensa para expresar que un sector de la Confech no estaba contento con la participación de sus representantes haciendo lobby en el Parlamento, a la misma hora que el otro sector realizaba otro encuentro con periodistas en la Casa Fech.

Sin embargo, esa misma tarde “Peter” y Ballesteros asistieron al programa Mano a Mano, conducido entonces por Alejandro Guillier, en el que desestimaron el quiebre de la Confech y señalaron que a pesar de tener visiones distintas sobre el conflicto, pertenecían al mismo movimiento y buscaban las mismas soluciones.

Otro integrante de la Confech de esa época dice que Petersen era un ultrón que buscaba por la vía extrapartidista las soluciones al problema y que muchas veces “se le iban los humos creyéndose Miguel Enríquez”.


Ahora, eso sí, todo quedó atrás. Luego de dejar la Federación de su universidad, que luego fue liderada por su ex secretario general, Recaredo Gálvez, Petersen se retiró de la política universitaria y se dedicó a terminar su carrera. Además fue padre, por lo que pasó a dedicarse 100% a su familia y estudios.

Eso hasta algunas semanas, cuando decidió ingresar al comando y trabajar palmo a palmo con sus “contrincantes políticos” durante el 2011.

Consultado por The Clinic Online, Petersen no quiso dar declaraciones al respecto.

Además del ex FEC, en el equipo también participa Julián Parra, un miembro de Revolución Democrática que también trabaja directamente en el equipo juvenil de la ex Presidenta. Parra fue segundo vicepresidente de la Federación de Estudiantes de la UC el año 2010, con Joaquín Walker (DC) a la cabeza.

Aunque al ingresar al comando congeló su militancia en RD -tal como lo hizo Javiera Parada en su momento- hoy se encuentra como miembro activo, dada la libertad de acción que decidieron los militantes tras las votaciones del 8 de septiembre pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario