• Otra Educación es PosibleModelo de Educación Finlandés
  • Hazte SocioSe parte de ASOACAD
  • Galería FotográficaRevisa nuestras fotos
  • Acciones ASOACADProceso de Reestructuración
  • Redes SocialesMantengámonos Conectados
  • Foro de ASOACADOpina libremente sobre temas de nuestro interés
Otra Educación es posible1 Hazte Socio2 Galería Fotográfica3 Acciones ASOACAD4 Redes Sociales5 Foro de ASOACAD6
jQuery Auto Image Slider by WOWSlider.com v3.4

miércoles, 6 de noviembre de 2013

OPINIÓN: UNIVERSIDAD, SISTEMA DE GOBIERNO Y VISIÓN DE FUTURO.

Una columna del profesor Eduardo Morales Santos,  ex Rector y Profesor Emérito de la Universidad de Santiago de Chile.


"De esta manera, las reflexiones que se generen al interior de las universidades deberán hacernos pensar en su futuro  y en el sueño de convertirse  en instituciones líderes en educación superior en el contexto internacional y que se reflejan en propuestas que he formulado en otras ocasiones y que parece oportuno reiterar mediante las ideas que se formulan en esta oportunidad."

Eduardo Morales Santos, Ex Rector
y  Profesor Emérito de la Universidad de
Santiago de Chile

En la perspectiva de las  interrogantes que se plantean al interior de las instituciones de educación superior, en particular, en nuestra Universidad y en el contexto de los desafíos que enfrenta dicho sistema a nivel mundial, es importante tener una visión clara de lo que se desea de dichas instituciones en el largo plazo y que en mi opinión podría establecerse  para el año 2050 y sus correspondientes pasos intermedios. 

En este horizonte de tiempo, las preguntas que se hacen sobre la gobernabilidad institucional deben responderse en la triple perspectiva de sus misiones esenciales y que corresponden a los tres ejes en los que las instituciones de educación superior generan y transforman el conocimiento, conocen y dan a conocer dicho conocimiento, y establecen los vínculos con la sociedad para compartir aquel conocimiento. 


En todos ellos, es importante destacar que la medición de la calidad y excelencia de las universidades es un tema que se hará presente, en forma permanente, en la discusión de las trasformaciones del sistema de educación superior de  nuestro país, a partir de este año y hacia el futuro, como consecuencia de los nuevos escenarios que se presentarán a raíz de los nuevos liderazgos que se generarán y considerando la nueva institucionalidad de las universidades en los años que vienen. Los nuevos liderazgos universitarios deberán hacer suyos los pensamientos que se manifiestan en la propuesta de la UNESCO en su publicación “100 Voces: Una Década de Inspiración y Logros en la Educación Superior” y de ahí promover sus recomendaciones en los futuros gobiernos de las universidades.


En lo que dice relación con los organismos de gobierno corporativos como la Junta Directiva y el análisis crítico de su rol y eficacia en la promoción del desarrollo académico e institucional y su correspondiente responsabilidad en la gestión universitaria, así como el papel de las instancias contempladas en las propuestas de nueva institucionalidad universitaria, es preciso indicar que las transformaciones que se promuevan deben estar alineados con  los modelos de educación superior exitosos a nivel internacional y cuyos ejes de desarrollo sean los recomendados por las diversas organizaciones internacionales que promueven la transformación de la educación superior a nivel global y en concordancia con las demandas y desafíos de nuestra propia realidad nacional.

De esta manera, las reflexiones que se generen al interior de las universidades deberán hacernos pensar en su futuro  y en el sueño de convertirse  en instituciones líderes en educación superior en el contexto internacional y que se reflejan en propuestas que he formulado en otras ocasiones y que parece oportuno reiterar mediante las ideas que se formulan en esta oportunidad.

Estos desafíos dicen relación con 1) las propuestas internacionales en relativas a las reformas de la educación superior y otras reformas estructurales planteadas por organizaciones como la OECD, el Banco Mundial, las Naciones Unidas y la Unesco y países como Alemania, Australia, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Finlandia, India, Japón, Nueva Zelanda, Reino Unido y Singapur; y 2)  el Modelo de Universidad de Clase Mundial formulado por el Banco Mundial y que tiene importantes implicancias para nuestra institución particularmente en las áreas de concentración del talento, recursos necesarios para su desarrollo y una gobernabilidad favorable.

En este contexto y en lo que dice relación con su misión de transmisión del conocimiento en sus dimensiones de pre y posgrado, las áreas de formación de profesionales y graduados tanto disciplinarias como inter y multidisciplinarias deberán contemplar el desarrollo gradual en áreas seleccionadas dentro de un conjunto mayor de áreas de importancia para el desarrollo del país, comenzando en el año 2014 y a manera referencial con las correspondientes a economía, educación, ingeniería, y medicina, en un espacio del conocimiento que se centra en las ciencias matemática, física, química y biología y en el contexto más amplio de las ciencias sociales y humanidades.

En esta línea misional, un tema de relevancia para el desarrollo de nuestro modelo educativo institucional, aprovechando la cercanía real que nos da el contar con un campus único y la proximidad virtual entregada por nuestros medios de comunicación mediante internet, lo podría constituir la formulación de una propuesta que, conciliando los saberes que se desarrollan al interior de la institución, cree una unidad de conocimiento que, dependiendo de los énfasis que se den en cada una de las áreas podrían ser los fundamentos para la formación de los distintos profesionales que genere la Universidad. Esto es, esta unidad del conocimiento con énfasis en ciencias físicas y matemáticas podría constituir el núcleo central de la formación de ingenieros, con énfasis en ciencias biológicas constituiría  el núcleo central de la formación de médicos, con énfasis en ciencias sociales sería la base de nuestros futuros educadores y economistas. Esto constituiría lo que en otras naciones se ha dado en nombrar como formación holística de los distintos profesionales que servirán desde el conocimiento al desarrollo del país y que no sean verdaderos estancos de disciplinas con límites infranqueables.

Otra de las áreas misionales institucionales es la generación y utilización del conocimiento que, sobre la base de la base de la investigación, desarrollo e innovación organizada en centros de investigación interinstitucionales permitan el avance de la ciencia, el desarrollo de la tecnología e innovación y sean los insumos para una docencia de calidad en sus formatos de pre y posgrado, contribuyan al desarrollo del sector productivo de bienes y servicios y acompañen al país en su tránsito hacia convertirse en un país verdaderamente desarrollado. Estos centros, sobre la base de alianzas estratégicas entre universidades nacionales e internacionales, como asimismo con organismos públicos y privados del sector productivo de bienes y servicios, podrían colocar a nuestra Universidad y al país como polo de desarrollo para su desarrollo nacional. Un ejemplo concreto de esta forma de organizarse para la realización de acciones conjuntas se puede dar en la alianza estratégica que la Universidad ha planteado con dos importantes universidades nacionales en el desarrollo de la propuesta de Ingeniería 2030 formulada por el Gobierno de Chile, a través de la CORFO, con el objetivo de crear una nueva ingeniería que acompañe al país en su desarrollo integral.

A este respecto, se sugiere la definición para los próximos cuatro años de espacios de discusión académica en los que se fortalezca nuestra investigación científica, tecnológica, y de las ciencias sociales y humanidades, en donde se incluyan los procesos educativos indispensables para el nacimiento de una universidad de clase mundial y de acuerdo a los tiempos que se vislumbran en el futuro nacional e institucional. A estos espacios de discusión académica se adscribirán voluntariamente y de acuerdo a las orientaciones universitarias todos los académicos de la Universidad, velando por el respeto a sus inclinaciones investigativas y considerando los intereses superiores de la Universidad. 

Una tercera área misional y que constituye el enlace de conocimiento de doble vía entre la Universidad y la Sociedad y que aparece como relevante para nuestro futuro institucional lo constituye el de vinculación con el medio, materia que es indispensable para  nuestro desarrollo académico en los campos de docencia e investigación, como para darle sustentabilidad financiera en el largo plazo a la Universidad y una fluida comunicación con su entorno nacional e internacional. En esta área deberían consolidarse los instrumentos que la institución ha generado y que pueda generar en el futuro, convirtiéndolos en instrumentos modernos de gestión con directivas claras y con visibilidad en el entorno empresarial y de gobierno de nuestra institución. En esta área de actividad deberá contemplarse también lo que hoy se conoce como relaciones interuniversitarias e internacionales, la que debidamente implementada configurará redes de influencia de relevancia corporativa que consolidará la tercera misión de nuestro modelo universitario.

Como eje central del desarrollo futuro de la institución y articulando toda la malla de interacciones institucionales, académicas y de vinculación y actuando como unidad de inteligencia universitarias se plantea lo que se ha dado en llamar gestión por resultados la que, sobre la base de iniciativas llevadas a cabo por importantes agencias de gobierno, organizaciones multilaterales de desarrollo y universidades de países desarrollados del mundo, implica  una transformación substancial en los modelos de educación superior en la nueva sociedad del conocimiento, la innovación y el emprendimiento. Estos nuevos paradigmas de desarrollo universitario deberán ser asumidos por la Universidad en un futuro cercano, si se desea su transformación en una institución modelo de articulación del conocimiento. Una de las materias que deberá considerarse en esta área es la de los gobiernos corporativos al interior de la universidad y de sus respectivas facultades y que podría considerar como modelo y referencia la creación de este tipo de gobiernos  en las universidades públicas japonesas las que, a partir de la corporatización de dichas instituciones, se convirtieron en referentes a nivel internacional. 

La materialización de este modelo podría considerar lo que se ha planteado en Australia, uno de los países tomados como referencia, y que también podría ser un referente a considerar por el próximo gobierno que asumirá la conducción del país en marzo de 2014. La propuesta del gobierno australiano, se enmarca en lo se ha dado en llamar al siglo 21 como el siglo de Asia y en él Australia y su educación superior  jugarán un rol relevante. Esta misma situación se podría dar en Chile y su  sistema de educación superior, al considerar las organizaciones y países relevantes en el campo de la economía y su educación superior, configurando el modelo de influencia de Chile en Latinoamérica.

En este marco de acción, los cuatro pilares de transmisión del conocimiento, generación y utilización del conocimiento,  enlace de doble vía de conocimiento entre la universidad y la sociedad, y la gestión institucional por resultados, que podrían constituir el fundamento para el sistema de educación superior del nuevo milenio, deberán desarrollarse armónicamente con el propósito de materializar nuestro desafío como universidad pública, aún más compleja y completa que la que se pensó a comienzos de la década de los noventa, al servicio de las legítimas aspiraciones de nuestra sociedad y de su juventud. 

Estos son algunos de los antecedentes que se han entregado periódicamente con el propósito de ir construyendo, desde el interior de la institución, un nuevo paradigma de institución de educación superior que considere los fundamentos sobre los que se generará la nueva universidad y que dicen relación con el mundo en que vivimos, un nuevo paradigma de institución de clase mundial, nuevas orientaciones estratégicas y una  moderna gestión institucional mediante la creación de portales virtuales que permitan lo que en otras latitudes se ha dado en llamar contractualización entre los órganos centralizados y las unidades descentralizadas de la corporación.


El ex Rector y Profesor Emérito de la Universidad,  Eduardo Morales Santos, ha enviado  una columna de opinión para el portal ASOACAD, expresando en ella su visión de Universidad. El Profesor Morales, además de socio de la ASOACAD, fue presidente de esta Asociación antes de ser elegido Rector.  Con relación a la columna, se le solicitó abordar específicamente las siguientes áreas:
  1. 1.- Análisis crítico del rol y eficacia de la Junta Directiva en la promoción del desarrollo y en el control económico-financiero institucional (últimos 24 años).
  2. 2.- Visión acerca del Estatuto aprobado en el plebiscito y, en particular, impacto del Consejo Superior en la gobernabilidad y equilibrio de poder al interior del gobierno universitario.
  3. 3..- Visión de la USACH en el escenario universitario nacional futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario